5 cosas que las PYMEs no deberían hacer

Cuando te embarcas en una aventura empresarial lo haces con ilusión, con una meta en mente y un proyecto que estás seguro va a funcionar. Sin embargo, no hay que perder de vista que también lo haces porque crees que esa idea va a ser lucrativa y en la situación económica actual, eso no es nada fácil.

Si tienes una pequeña empresa, es necesario tener en cuenta que los pequeños detalles pueden ser la diferencia entre un gran éxito o la gota que termina por hacer cerrar tu negocio. No basta con invertir tiempo y dinero, el truco está en optimizar esos recursos y utilizar la mejor estrategia para tu empresa. Para ayudaros a conseguirlo os vamos a presentar las 5 maneras más recurrentes en las que las PYMEs derrochan el dinero y esperamos que os ayude manteneros alejados del “mal camino”.

  1. Operar sin un plan claro: Tu estrategia debe establecer metas factibles bajo plazos establecidos de forma que sea fácil ver si tus inversiones realmente generan sus frutos.
  2. No contratar a un profesional para ahorrar gastos: Si bien es cierto que todos intentamos reducir presupuesto, no sólo la calidad que consigues con un profesional es mejor, sino que si no tienes un buen dominio de esa parte de tu negocio es posible que te supere la competencia.
  3. Promociones inadecuadas: Toda publicidad es buena y nunca sabes cuál va a ser la que mejor funcione para ti, pero no hagas nada reiteradamente sin esperar el tiempo necesario para ver los resultados o podrías estar malgastando dinero.
  4. Comprar X porque es lo mejor: Hay veces que nos dejamos guiar por el nombre de una marca o por la fama entre otros empresarios. Eso no es siempre malo, necesitas una referencia, pero debes tener en cuenta tus necesidades. Si tu PYME tiene 3 empleados, ¿de verdad necesitas una centralita para 500 llamadas?
  5. Alquilar una oficina: Como emprendedor no sabes si tu negocio va a ir bien desde el principio e incurrir en un gasto extra es arriesgado. Deberías plantearte adaptar un lugar de trabajo en casa o trabajar en un espacio coworking.

 

Evidentemente ser autónomo o empresario es mucho más complicado que todo esto, pero con pequeños consejos y objetivos claros es más fácil recorrer el camino.

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.